El principal hándicap de viajar en un camper es la drástica reducción del espacio al que estamos acostumbrados en nuestra vida cotidiana.

Puyehue_Travel_consejos_00

Por ello lanzamos algunas sugerencias que a nosotros nos han funcionado, evidentemente cada cual sabe el grado de confort con el que quiere viajar y a lo que está dispuesto a renunciar o no. Nosotros, por qué no reconocerlo, somos un tanto sibaritas.

Lo más difícil de entrada es adecuar el tempo de cada cosa. Todo es mucho más lento en un camper: ducharse, cocinar, lavar platos, recoger y adecuar el espacio a la movilidad para evitar que los objetos queden sueltos. Hay que acostumbrarse a pensar con antelación lo que vas a necesitar para economizar esfuerzos y no andar moviendo las cosas de sitio continuamente.

Puyehue_Travel_consejos_04          Puyehue_Travel_consejos_05

Como ya apuntábamos nuestra exigencia pasa por dormir con ropa de cama de algodón, ya sean sábanas o nórdico según la temporada.

Toda la ropa de vestir embolsada (con cierre hermético), queda planchada, ocupa menos espacio y no recoge olores ni polvo.

Puyehue_Travel_consejos_06          Puyehue_Travel_consejos_07

Llevamos platos de loza tipo arcopal y vasos de duralex, con unas buenas copas de cristal para vino y cava. Son resistentes y mucho más limpios que la melamina. Cubiertos de metal y unos buenos cuchillos para cortar el “asadito” son imprescindibles en estos lares. Lo único que requiere es una buena colocación para maximizar el espacio disponible, evitar ruidos y amortiguar vibraciones.

Puyehue_Travel_consejos_03

No hace falta comprar complementos, que los hay, para sujetar platos y tazas ni gastar en artilugios varios. Lo primero de todo, y más tratándose de un camper que hará muchos kilómetros de pista, es recomendable alfombrar las bases de todos los armarios con un tejido de caucho (3 o 4 mm de espesor, de densidad baja/media)) para evitar vibraciones y buscar los contenedores lo más livianos posibles que nos convengan y se acoplen a nuestras necesidades y medidas, como las cajoneras de plástico norma Euro. Para aprovechar rincones y huecos hemos hecho a medida pequeños cajones de madera de okume, resistentes e ideales para mantener una temperatura estable.

Puyehue_Travel_consejos_08          Puyehue_Travel_consejos_09

De utensilios de cocina puedes hacer de más y de menos, pero lo que hemos descubierto como imprescindible es una olla a presión: economiza gas, te ayuda en los dias de lluvia en que no puedes abrir excesivamente a la hora de cocinar y sirve para todo tipo de alimentos, sólo hay que encontrarle el punto…

De todas maneras, para no perder los sabores auténticos siempre queda un poco de espacio para esa cazuela de barro que nos da el gusto de un buen arroz o un rustido.

Y cómo no, una cafetera italiana, lo mejor del día, el café de la mañana!.

Puyehue_Travel_consejos_15          Puyehue_Travel_consejos_10

Un cajón de madera bien acolchado y con separadores para una reserva de 6 botellas de vino.

Cocina de gas con dos fogones, mejor. También es muy interesante contar con un fogón portátil, para cocinar en el exterior. Y no olvidar una fina aguja que venden en establecimientos de ‘gasifitería’ para limpiar los inyectores que de tanto en tanto se obturan.

Una pequeña barbacoa, que ha sido la envidia de los del lugar, acostumbrados a grandes fogones, resulta genial para degustar carnes y verduras al aire libre.

Por último, la pieza más importante en nuestro camper: un buen frigorífico. En nuestro caso es de 80l. con congelador. Tipo cofre y provisto de un compresor adecuado para la práctica del 4×4.

Puyehue_Travel_consejos_12          Puyehue_Travel_consejos_14

Para llenarlo lo mejor es acudir a los mercados locales para los productos frescos, excelentes verduras y frutas, tanto en Chile como en Argentina. De la carne no vamos a hablar, suculenta y el fantástico salmón chileno en todas sus preparaciones, siendo muy recomendable el ahumado. Lo mismo para el pan, muy bueno en ambos países.

De todo lo demás te puedes abastecer en las cadenas Líder o Unimarc, las más extendidas en Chile o en La Anónima o Todo argentinas. No son baratas, pero cumplen con el estándar a que estamos acostumbrados los europeos y tienen absolutamente de todo con una variedad de productos y marcas que haría palidecer a algunas de allá. A la larga sale más a cuenta que comprar en los minimercados.

Y hasta aquí el “marujeo” a bordo de un camper. Estamos abiertos a cualquier sugerencia…

Puyehue_Travel_consejos_16          Puyehue_Travel_consejos_17

Por supuesto, altamente recomendable: desengancharse del acompañante de cabina de tanto en tanto: disfrutar de unas termas, de un masaje, de un pisco sour con una lectura interesante… ¡funciona! Merce Duran